dual pipe logo

info@dualpipe.es

Correo electrónico

910 326 455

Teléfono fijo

608 531 771

Teléfono móvil

1. Evitar tirar productos que puedan atascar las bajantes

A veces sin darnos cuenta, por desconocimiento o simplemente por comodidad utilizamos la taza del váter como si se tratase de un cubo de basura. 

Esto es una practica poco recomendable ya que puedes provocar un atasco en tu propio baño o en la tubería bajante de la comunidad. Hay que minimizar las cosas que se desechan por el inodoro.

Así, para un correcto mantenimiento de las tuberías bajantes, en la mayoría de las viviendas solo el papel higiénico o aguas sucia de fregar el suelo deben ser desechados por la taza.

Importante: evitar en todo momento productos plásticos, pañales o productos de higiene femenina. 

2. Diluir con mucha agua los productos de limpieza agresivos.

En algunas ocasiones utilizamos como productos de limpieza sustancias que realmente son compuestos químicos bastante agresivos o incluso corrosivos.

Por eso, para el correcto mantenimiento de las bajantes es conveniente diluirlos antes con mucha agua si vamos a desecharlos por algún desagüe.

Estos productos diluidos minimizan el impacto sobre la red de bajantes y facilitan su mantenimiento. Sin embargo, muy concentrados pueden afectar a la tuberías y provocar su deterioro.

3. No tirar aceite por las bajantes y desagües

Los aceites son grasas que se disuelven mal en el agua, incluso en aguas jabonosas. Esto hace que se adhieran a las tuberías bajantes pueden llegar incluso a obstruirlas completamente.

Quizás a todos no ha pasado que en algún momento hemos visto ese poquito de aceite que nos sobra de hacer un filete y decidimos tirarlo por la pila. Es verdad que a veces el ritmo de vida acelerado y la falta de tiempo hace que no nos den la horas del día.

Sin embargo, simplemente con un bote de cristal donde ir almacenando ese aceite conseguiremos dos importantes objetivos:

  • Mejorar el mantenimiento de las tuberías bajantes.
  • Cuidar del media ambiente reciclando el aceite usado.

Un pequeño gesto que vale mucho.

4. Evitar deshacerse de productos químicos por los desagües

Es verdad que en principio la gente suele reaccionar a este consejo de mantenimiento de las bajantes con incredulidad. Como, ¿pero qué compuesto químico voy a tirar yo por el desagüe?

Pues son muchos los tipos de productos químicos que sin darnos cuenta al final acaban en el sistema de bajantes. Restos de pinturas (aunque sea al agua), colorantes, esmaltes, sustancias no biodegradables, …

Productos que aunque usamos de vez en cuando y en pequeñas cantidades al final se acumulan y afectan al correcto mantenimiento de las tuberías bajantes. Imagínate, además en comunidades de vecinos donde todas esas pequeñas cantidades se multiplican. 

Os sorprenderíais de la cantidad de cosas que nos hemos encontrado cuando hemos acudido para reparar bajantes sin hacer obra por culpa de un atasco en su interior. 

inspección de mantenimiento bajantes sin obra

5. Hacer las revisiones de mantenimiento de bajantes

Por muy bueno que sea el material de la tubería siempre es susceptible de sufrir algún percances. Así, atascos, pequeñas fisuras o roturas pueden aparecer al cabo de los años haciendo que aparezcan problemas en las bajantes

Lo mejor es hacer revisiones periódicas para asegurarnos del buen mantenimiento de las tuberías bajantes de nuestra casa o comunidad. Recuerda que cuanto antes se detecte el problema, más fácil y económica será la solución.  

6. Llevar un buen mantenimiento de los sifones y sumideros

El nivel de agua de estos sistemas es fundamental para el correcto mantenimiento de las tuberías bajantes. Estos mecanismos evitan no solo que suban los malos olores sino también gases de descomposición.

Si baja demasiado el nivel del agua pueden empezar a subir vapores que, además de provocar malos olores en las tuberías, pueden facilitar la aparición de desperfectos en las bajantes. 

7. Antes de actuar consultar con un profesional

Lo hemos dejado para el final en nuestra lista de consejos de mantenimiento de tuberías bajantes, pero no por ello es menos importante. 

Por mucha experiencia que tengas y aunque creas que puedes hacer tu mismo cualquier reparación, siempre te recomendamos que consultes primero con un profesional. Igual, al final no acabas contratando sus servicios, pero por lo menos tendrás la valoración de un experto de la dimensión real del problemas. 

Existen muchas alternativas y opciones, por eso es mejor antes de actuar consultara a un profesional en mantenimiento de bajantes y su reparación.

Empresa especializada en la reparación y mantenimiento de bajantes sin obras