info@dualpipe.es

Correo electrónico

910 326 455

Teléfono fijo

608 531 771

Teléfono móvil

Tipos de tuberías bajantes

Hoy vamos a hablar sobre los tipos de tuberías bajantes, sus usos y cuales son los problemas más frecuentes que encontramos en cada una de ellas. 

tipos de tuberías bajantes

Las tuberías bajantes forman la red de evacuación de agua de nuestra casa, comunidad de vecinos, empresa o edificio de servicios como los hoteles. Es en definitiva la rede de tuberías que canaliza el agua de desechos al sistema de alcantarillado.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Tipos de bajantes según su uso

La característica común de todos los tipos de tuberías bajantes es evacuar al exterior del edificio las aguas residuales o de lluvia sin causar ningún tipo de molestias. Es decir, no provocar ni ruidos o malos olores en las viviendas.

Según el uso de la tubería podemos clasificar las bajantes por el tipo de agua que van a evacuar.

  1. Aguas blancas: Se denominan bajantes de aguas blancas o bajantes de agua pluviales. Es la red de tuberías que evacua el agua procedente de la lluvia desde los tejados, terrazas, cubiertas o patios.
  2. Aguas grises: Las bajantes de aguas grises son aquellas que recogen el agua de desagüe de electrodomésticos o aparatos sanitarios a excepción de del inodoro o urinarios.
  3. Aguas negras: Son las bajantes que se encargan de evacuar las aguas fecales procedentes de los inodoros y urinarios.
En casi todas las construcciones de los edificios solo se emplean dos tipos de bajantes según su uso que se le vaya a dar. Normalmente solo encontramos una red de bajantes pluviales para el desagüe del agua de lluvia y una red de bajantes que evacua tanto las aguas grises como negras de las viviendas.

Tipos de bajantes según el material de construcción

tipos de materiales tuberías bajantes

Otra característica muy importante que hay que analizar es el material de construcción o fabricación de los tipos de tuberías bajantes. Así según su material encontramos diferentes tipos de tuberías bajantes:

  1. Bajantes de Plomo: Este tipo de bajantes se ha empleado mucho debido a la facilidad del plomo para adaptarse a recorridos curvos y sinuosos. Su principal desventaja radica en su fragilidad a picos de presión internos que pueden ocasionar la aparición de grietas y fugas. Tampoco vamos a olvidar que el plomo acaba por eliminar productos tóxicos a la red de desagüe general.
  2. Bajantes de Cobre: Otro tipo de bajantes que se han utilizado mucho son las tuberías de cobre. El cobre permite construir grandes tramos de tuberías de una sola pieza, evitando la necesidad de juntas. Por contra, el cobre no resiste bien a aguas amoniacales, como las aguas negras con contenido en urea, provocando su corrosión con el paso del tiempo.
  3. Bajantes de Hierro o Acero: Aunque se han utilizado tipos de tuberías bajantes de hierro o acero por el bajo coste a la hora de realizar las soldaduras de sus diferentes tramos, no es el material más resistente a la corrosión y el paso del tiempo. Son más habituales encontrárselas en los circuitos de calefacción.
  4. Bajantes metálicas mixtas: En ocasiones se utilizan tuberías de un metal recubiertas por una tubería de otro distintos. En estas ocasiones hay que tener especial cuidado con la formación de pares galvanicos. Esto es, en definitiva, que al haber dos metales distintos en contacto se puede crear una corriente entre ambos como si se tratase de una pila y sus dos polos. Esto provoca la corrosión y el deterioro de la bajante.
  5. Bajantes de hormigón o cemento: Su principal ventaja y por la que han sido utilizadas en ocasiones es debido a su bajo costo de instalación. La desventaja mayor que presentan este tipo de bajantes, es su baja estanqueidad y resistencia a aguas acidad.
  6. Bajantes de PVC o PE: Son las que comúnmente se conocen como bajantes de plástico. Las bajantes de cloruro de polivinilo (PVC) o de poliestileno (PE), tiene una elevada resistencia a aguas acidas o básicas, no se estropean con la incidencia de la luz y no sufren problemas de corrosión al no ser metálicas. Además por su ligero peso, son ideales por la facilidad de transporte.

Problemas más habituales en los tipos de tuberías bajantes

Según el material empleado y el tipo de recorrido o instalación realizado, podemos encontrar muchos problemas diferentes en cada uno de los tipos de tuberías bajantes. Sin embargo, hemos hecho una lista de los problemas más frecuentes en cada uno de los tipos de bajantes:

  • Corrosión y aparición de óxidos.
  • Fracturas y fugas.
  • Atascos en juntas o soldaduras.
problemas tipos tuberías bajantes

Problemas en bajantes de Plomo, Cobre o Hierro

Los tipos de bajantes fabricadas de un solo metal, como el plomo, el cobre o el hierro, han sido muy empleadas por su fácil instalación y maleabilidad. Permiten con un coste relativamente barato realizar cualquier tipo de recorrido que necesitase la instalación del sistema de bajantes. 

Sin embargo, el paso del tiempo juega en contra de este tipo de bajantes. La presencia habitual de trazas de ácidos o aguas básicas en este tipo de bajantes, favorece la corrosión de los metales y la aparición de óxidos. Así, con el tiempo aparecen grietas, fracturas y fugas, que no solo provocan humedades sino desagradables olores por el tipo de aguas que evacuan.

Una solución muy económica es la reparación de las tuberías bajantes sin necesidad de hacer obra. Es una técnica muy duradera y que no provoca molestia mientras dura la reparación. Además, este tipo de sistemas tienen una alta durabilidad a lo largo del tiempo y ofrecen garantía de 10 años. 

Problemas en bajantes de de metal o mixtas

Como ya hemos visto el empleo de metales en los distintos tipos de tuberías bajantes conlleva la posibilidad de aparición de problemas con los óxidos de los mismos. En las tuberías mixtas o con soldaduras de otro metal este problema puede verse acentuado por el proceso de «par galvanico», parecido a una pila.

Dos metales en contacto pueden provocar que uno acelera la oxidación del otro y esto facilita la aparición del tan temido oxido en las bajantes o las juntas de las misma. 

Un recubrimiento interior de la tubería con una resina epoxi de alta calidad permite solventar este problema en cualquiera de los tipos de tuberías bajantes con un alto grado de fiabilidad. 

Problemas en bajantes por atascos y presión externa

En las tuberías metálicas muchos de los atascos o perdidas de caudal tienen su origen en la acumulación de óxidos en el interior de la bajante. Sin embargo, esto no es un problema exclusivo de estos tipos de tuberías bajantes.

La red de desagües de PVC o PE puede sufrir problemas análogos por acumulación de sedimentos en codos y junta, así como por rupturas debido a presiones externas sobre la tubería. 

Al recubrir este tipo de tuberías desde el interior con un material ultra resistente y totalmente antiadherente se consigue eliminar este tipo de molestias. Sedimentos, acumulación de cal o rupturas se reducen considerablemente con un sistema que garantiza la solución de cualquier problema en la tubería bajante durante 10 años.

Dual Pipe

Soluciones en todos los tipos de tuberías bajantes

Si ha detectado algún problema en cualquiera de los tipos de tuberías bajantes, confíe en Dual Pipe para llevar a cabo la evaluación y solución de la incidencia de manera rápida, económica y definitiva.

Nosotros te llamamos y lo solucionamos